viernes, 6 de noviembre de 2015

Citroanálisis de Mad Max


Aprovechando la oferta de hace unas semanas, me hice con este juego que me está entreteniendo bastante.Si hubiese que definir el juego de algún modo, es MUY parecido a Red Faction: Guerrilla con peleas a lo Batman Arkham y asalto a campamentos a lo Far Cry. No obstante, es un Red Faction básicamente. Os cuento por qué.

El argumento y la fiel recreación del universo de Mad Max

Tú eres un conductor que viaja solo por el desierto que cubre lo que antes era Australia. Sueles pelearte por una lata de comida o un poco de gasolina porque así es el mundo en el que te toca vivir tras la guerra nuclear que acabó con la humanidad. Las bandas de moteros dieron paso a los señores de la guerra que lo controlan todo desde sus feudos con ejércitos salvajes entre los cuales hay cazadores. Esos cazadores rondan las carreteras en busca de pillaje. En uno de esos encuentros te asaltan, se quedan con tu Interceptor V8 y te dejan moribundo en medio de la nada para que sufras una muerte lenta. Afortunadamente te salvas, o habrías pagado una pasta por un juego de cinco minutos sin gameplay. Tu misión será recuperar tu coche o conseguir algo similar para poder vengarte y seguir tu camino.

Esta imagen representa la mitad del juego.

Desarrollo del juego

Partiendo de ahí, tendrás un entorno sandbox en el que realizar diversas misiones, tanto principales como secundarias para conseguir piezas e ir mejorando el coche que consigues al comienzo, el Magnum Opus, que para el que no estudiase latín en el instituto porque tuviese la mala suerte de coincidir con la LOGSE, significa Obra magna.

Como en todo sandbox, tienes un enorme mapeado para recorrer en coche. La diferencia con otros mapeados como los de GTA es que aquí no hay edificios. Sólo un desierto enorme con riscos y alguna estructura de vez en cuando. Es la ambientación de la saga y es perfecta. Al fin y al cabo, la mayor parte de los edificios de un GTA son inútiles y únicamente decorativos, pero esa escasez de construcciones da la sensación de estar todo demasiado vacío. Como si tuvieses poco que hacer, pero nada más lejos de la realidad. El juego es largo y a poco que seas completista, el juego te durará más que Nacho Vidal hasta las cejas de viagra. 50 llevo con el juego, acabo de terminar la historia y todavía me quedan bastantes cosas por hacer. Las misiones secundarias ofrecen un valor añadido suficiente como para que no quieras pasar de ellas, porque te ofrecen ventajas muy interesantes, como desbloquear mejoras para el coche o poder reabastecerte en las ciudadelas.

Nota aparte para las geniales, pero molestas tormentas de arena que te pillan de vez en cuando haciéndote perder 5 minutos completos de juego. Tienes que buscar un refugio sí o sí. Si te metes en el coche, te revientan el coche con chatarra que vuela e impacta contra él. Si te sales del coche, la chatarra te da a ti. El problema es que como no puedes hacer nada práctico durante una de estas tormentas, te tienes que meter bajo algún techo y esperar a que pasa. El tiempo de un cigarro para los que fumen, pero el caso es que la tormenta te la tragas sí o sí. ¿Podría ser peor? Pues sí, porque te puede pillar en mitad de una misión o de una pelea asaltando un campamento grande. La primera vez que la ves te quedas maravillado con la tormenta, lo reconozco. Es un detalle que está muy bien, pero perder cinco minutos cada dos horas no me convence demasiado a nivel jugable.

Cosas que hacer en Australia cuando todo está muerto

A lo largo del mapa veremos distintos tipos de objetivos. Tenemos pequeños campamentos para saquear un poco de chatarra y algo de agua con suerte a cambio de matar a tres o cuatro indeseables. Podemos ir a derribar unos tótems macabros para reducir el control del malo maloso, o acabar con unos francotiradores situados en medio de la nada para controlar los caminos. De vez en cuando te encontrarás con coches pululando por las carreteras y si te encuentran, te embestirán, aunque son presa fácil.

Sin embargo, la madre del cordero se encuentra en los campamentos grandes y en los convoyes. En unos tendrás que meterte en el campamento y liarte a tortas con todos los de dentro para terminar enfrentándote a un jefe o volando por los aires algún objetivo estratégico de forma similar a los campamentos de Far Cry aunque sin la opción del sigilo. En los otros tendrás que reventar la escolta a base de embestidas y el correcto uso de tu armamento antes de ir a por el transporte, aunque si vas sobrado puedes ir directamente a por él.

Aparte de eso, están las misiones de la historia principal y las del páramo (misiones secundarias con el mismo formato que las principales) que le aportan algo de variedad a la rutina de ir limpiando zonas para mejorar el coche.  Todo sea dicho, sirven para tejer una trama que está bastante bien. No es que esté llena de detalles que te hagan pensar que es una gran historia, pero todo guarda cierta lógica.

Esta representa la otra mitad del juego.

El sistema de mejoras

El juego te permite mejorar varias cosas. Por un lado están las mejoras del personaje, que a medida que subes niveles, desbloqueas prendas que te permiten protegerte mejor, hacer más daño o mejorar tus herramientas. Dado que es la ropa que usas, alterará tu aspecto, pero realmente la personalización es casi nula porque cada prenda que desbloqueas es mejor que la anterior, por lo que lo aconsejable es hacerse con ella.

Por otro lado tienes las mejoras de habilidades pasivas estilo Far Cry que se van comprando con puntos de Griffa. No, no es que sea un narco, o tal vez sí, no sé. Es una especie de chamán que te pone droja en el cola-cao para robarte la cartera y llevarse esos puntos que ganaste con tu sudor completando tareas y desafíos. A cambio, aprendes de la experiencia y la próxima vez escondes la cartera en otro bolsillo. Del mismo modo aprovechas que sueñas un rato para imaginarte lo bien que estaría poder conseguir más agua, curarte más con la comida o hacer que dure más tiempo tu trance antiburocracia que aquí llaman "modo furia". Cuando te espabilas ya tienes esas mejoras.

Finalmente tienes las mejoras del coche, que son las principales en la historia. Estas mejoras permiten añadir blindaje a tu coche, ponerle un motor más potente, conseguir armas mejores y, otras piezas que mejoren el rendimiento en general. Este tipo de mejoras son bastante parecidas a las de las herramientas en Batman, pero se aplican al coche.

Controles

El control del juego tiene dos partes muy diferenciadas. Al igual que en la mayoría de los sandboxes, puedes ir en coche o a pie, pero este juego, al igual que el genial Sleeping Dogs, añade al sandbox típico las peleas tipo Batman, pues no obstante, este juego también es de WB. La diferencia con las peleas de Batman es que aquí son bastante más difíciles. Siguen siendo relativamente sencillas, pero aquí ya no se esperan (tanto) para atacarte de manera ordenada. Aquí te pillan endiñándole a uno y mientras otro te ataca sin darte tiempo a bloquear su ataque, otro está cargando contra ti con un ataque imparable. La solución correcta al problema es darle a esquivar, pero cuando estás en mitad de la pelea pocas veces reaccionarás bien a tiempo.

Respecto a la conducción, la configuración del coche influye mucho. Puedes tener un coche resistente que resulta tremendamente torpe, un coche ágil y frágil o algo intermedio que en mi opinión es lo mejor. Se nota bastante la tracción del coche dependiendo de los neumáticos que lleves, se nota la falta de aceleración cuando el coche es demasiado pesado, se nota lo torpe que es en los giros cuando tienes una mala suspensión, etc. En mi opinión, han conseguido algo realmente genial, porque el coche se puede personalizar ajustándolo a tu modo de conducción más que mejorarlo con la última pieza conseguida.

Este con pinta de malote es de los buenos. Imaginad a los malos.

Conclusiones

El resto del apartado técnico, como los gráficos están bien. No es algo a lo que yo preste demasiada atención si no veo algo sangrante como un modelo poligonal de 1997 en un juego de 2015, pero bueno. Lo cierto es que el juego lo veo estupendamente en todos los aspectos tal y como nos tiene acostumbrados WB con sus juegos (Batman Arkham, Injustice, etc.) Eso y la ausencia de música gran parte del juego contribuyen a mejorar la inmersión en el universo de Mad Max y es algo que se agradece. Es un juego bastante largo, muy divertido y bastante adictivo. Lo recomiendo encarecidamente a todo aquél amante de la saga cinematográfica y de los que disfruten de los juegos de tipo sandbox.

No veo ningún defecto grave más allá de conquistar un campamento de petróleo destruyendo la bomba extractora siendo eso algo de valor incalculable en ese tipo de mundo post-apocalíptico o de poner defensas en las fortalezas diseñadas para que puedan ser desactivadas fácilmente desde afuera, pero hay que entenderlo como licencias del juego para ofrecernos diversión del mismo modo que tenemos la conjuntivitis aguda autorregenerativa en juegos como CoD.

9 comentarios:

  1. juego vapuleado por la crítica pero que a todo que lo tiene y le pregunto como es lo ponen por las nubes, y mientras tanto los shooters genéricos no bajan de 9...en fin, lo pondré en pendientes cuando baje de precio, el guerrilla (y su martillo demoledor)me molaba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo conseguí por 17€ avisado por VX en su sección de Cazando Gangas. Llevo 56h y creo que me daría hasta 60-65h si quisiese completar los logros. Me basta con completar las secundarias y ciertos objetivos secundarios. Lo terminé en unas 48h y sigo jugando. Increíble en mí, porque cuando termino un juego, paso al siguiente de la lista.

      Con eso te quiero decir que el juego lo he disfrutado bastante y no entiendo por qué lo ha vapuleado la prensa. En VX creo que lo pusieron bastante bien. No sé.

      Eliminar
    2. 69 en metacritic. Si duré tantos años en vx era porque en ocasiones se alejaba de las corrientes de opinión de las demás páginas del mundillo

      Eliminar
  2. Naonat me había dicho algo similar, parece que es un juego bastante entretenido. Espero que las misiones no sean demasiado repetitivas, aunque para ser franco, las misiones secundarias de MGSV son en su mayoría clones pero la forma de abarcarlas es tan variada que las disfruto igual :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las secundarias como misiones son totalmente diferentes dentro del contexto del juego.

      Los objetivos secundarios como recuperar piezas de proyectos se basan en conquistar campamentos o zonas de saqueo. Se pueden resumir en entrar, enseñarles quién manda, buscar y salir, pero la verdad es que son bastante variadas y no se hacen nada pesadas.

      El juego es bastante variado. No se alarga haciéndote ir de un lado a otro y tienes los puntos de viaje rápido para que no te pases en el coche más tiempo del deseado. Además está repleto de sitios que visitar.

      Eliminar
    2. Igual esperaba algo más de pimienta y leer la parte mierda del juego. No me creo eso de que sea tan simpático todo. Bueno, creo que tendré que probarlo.

      Eliminar
    3. Es entretenido, pero le falta algo de chicha...

      Los controles del vehículo y los de MAX podrían estar más pulidos e incluir algunas opciones más (ese salto no sirve para nada) xD

      Las misiones y el esquema de juego es repetitivo hasta decir basta, pero cumple en la principal objetivo con buena nota: entretener... Y es que, si te gusta el universo de Mad Max, le puedes perdonar todos esos fallos :P

      Eliminar
  3. Si necesitas más pimienta, ya me avisarás xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Konosoke es una mierda en el juego.

      (pimienta echada)

      Eliminar